miércoles, 1 de julio de 2020

Pedro Duque se interesa por el Santo Grial




Como investigadora he de reconocer que no todos los días se tiene la oportunidad de hablar con dos ministros a la vez.


Desde hace varios la Asociación Cultural El Camino del Santo Grial años en enero se traslada a la ciudad de Madrid, donde se celebra la Feria Internacional de Turismo (FITUR) con la misión de difundir uno de los objetos míticos más buscados del Medievo occidental, el Santo Grial. 

En calidad de vicepresidenta y de Dra. en Historia del Arte, tuve la oportunidad de explicarle a don Pedro Duque, Licenciado en la ETSI Aeronáuticos de la UPM, actual Ministro de Ciencia e Innovación, el método científico que había empleado en el estudio arqueológico de la pieza conocida como Santo Cáliz de la Catedral de Valencia.

Según el decreto del Vaticano de 2014, se le considera a Valencia ciudad jubilar (cada cinco años y a perpetuidad) gracias a que su templo catedralicio custodia esta sagrada reliquia desde el 18 de marzo de 1437 y, además según la tradición ininterrumpida, se la considera la copa que utilizó Jesús en su última cena celebrada un jueves en la ciudad santa de Jerusalén.

Los estudios que desde el 2012 he ido realizando en torno a esta sagrada reliquia demuestran que verdaderamente se trata de una copa hebrea. Es más, podemos afirmar que en Valencia se encuentra el único Kos Kidush (copa de bendición en idioma hebreo) de época del Segundo Templo de Herodes el Grande. Datada entre los siglo I o II antes de Cristo.

La catalogación científica y arqueológica de la copa -a partir de la tesis presentada en la Universitat de València- tiene un nombre: KOS KIDUSH ESTHER - VALENCIA, 2018.

En todo el orbe cristiano no hay una sola copa o un solo recipiente que pueda considerarse el Santo Grial. Sencillamente porque no cumplen con las mínimas exigencias arqueológicas que la disciplina de la Historia del Arte emplea en sus diferentes métodos científicos.

Todas las copas examinadas hasta la fecha son manufacturadas por gentiles (el Cáliz de doña Urraca, por ejemplo, está catalogada como una copa de tipología romana) matiz fundamental y que la descarta por completo para su uso en una celebración judía de Pésaj (la Pascua es la fiesta de la liberación) de hace dos mil años. 

Recordemos en este punto que los romanos eran quienes sometían Judea, Samaria y Galilea en época de Jesús. Eran los enemigos politeistas a expulsar de sus reinos.

Agradezco muchísimo el interés que puso el ministro en mis explicaciones, más aún cuando doña Reyes Maroto, Ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España se unió a la conversación. En la misma tuve el honor de poderle explicar –junto a don Jesús Gimeno Peris, secretario de la Asociación Cultural El Camino del Santo Grial– el papel que desde la sociedad civil estamos realizando para posicionar a España como el país mas importante dentro de las peregrinaciones cristianas.

Esta iniciativa parte de la declaración de Vaticano con respecto a la ciudad de Valencia. Pues al nombrarla jubilar cada cinco años y a perpetuidad la posiciona como la “tercera ciudad jubilar más importante del mundo” por frecuencia, únicamente detrás de Jerusalén y de Roma que son ciudades jubilares todo el año.

Si dentro del mundo musulmán existe un eje de peregrinación fundamental (Meca y Medina), también en España se podría formular el mismo a través de la tradición ininterrumpida del valor de las reliquias como elementos culturales y, por supuesto, de culto devocional.

Son muchas horas de trabajo dedicadas, sin retribuciones económicas, con la misión de poner en valor nuestro patrimonio cultural desde el estudio y la difusión.Sabemos que solo el trabajo (y no únicamente las bellas palabras), el esfuerzo de la superación ante la adversidad de la falta de medios y la capacitación a través del Conocimiento podrán llevar a posicionar la ciudad de Valencia y, por ende, el Camino del Santo Grial, Ruta del Conocimiento, camino de la Paz como uno de los destinos más valorados de todo el mundo.
Una aventura que nadie se puede perder.

Sabemos que solo el trabajo (y no únicamente las bellas palabras), el esfuerzo de la superación ante la adversidad de la falta de medios y la capacitación a través del Conocimiento podrán llevar a posicionar la ciudad de Valencia y, por ende, el Camino del Santo Grial, Ruta del Conocimiento, camino de la Paz como uno de los destinos más valorados de todo el mundo.



Una aventura que nadie se puede perder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario